Canal RSS

FILIOSOFIAS

Publicado en

Sócrates, viejo y demacrado, Jesús, joven y radiante, y yo, como siempre. Como era ya costumbre, caminábamos los tres por la muralla china, hablando de cosas sin importancia.

Sócrates hablaba constantemente de los Rollings Stones, mientras Jesús, como si no le oyera, tarareaba canciones de Víctor Jara. Yo, escuchaba atentamente, para ver si entre tanta falacia, dejaban caer entre sus palabras de un momento a otro, algún pedacito de sabiduría.

-Yo tenía un amante, que rosaba apenas los quince años- Decía el anciano filósofo, para luego mostrar sus encías blanquecinas y sin dientes, en una nostálgica sonrisa- Hablábamos de la razón mientras nos hacíamos el amor en una entrega total. Me admiraba profundamente. Y yo me pasaba los días enseñándole sobre la sabiduría del hombre, para mostrarle en las noches sus instintos más primitivos. Caminaba con migo descalzo por la playa con vestido corto enseñando las piernas y entonando con su voz aún algo infantil, uno que otro canto a Baco.

-Yo tenía una mujer- decía entonces el Cristo- con tantas tetas como buena voluntad. Leía las escrituras a viva voz, pero a mí, me hablaba al oído; cosas que nunca hubiera escrito el profeta Jeremías. Me ofrecía su frágil cuerpecillo delgado en total dependencia del mío, como un corderillo a sacrificar; como una palomita para abrirle las alitas blancas y arrancarle el corazón. Yo me sentía entonces dios, todo poderoso.

Era entonces cuando yo, mirando hacia el suelo, intentando distraer mi mente en los callosos pies desnudos del anciano, solía decir: – yo tengo tres gatos- y no decía más; un una palabra.

Luego de un rato, Jesús volvía al cielo, y Sócrates al Limbo, lugar que le asignara el buen Dante, legislador del cosmos, mientras yo me quedaba recorriendo caminos, sin saber que la muralla era tan grande, como para que Neil Armgstrong me escuchara suspirar desde la luna.

Anuncios

Acerca de akenaton

Lector mediocre, segundón en concursos de literatura, estudiante de teatro. apasionado defensor de sus ideales, impertinente, grosero, que suele con facilidad irritarse por tonterías. Aveces entusiasta y juguetón. Un aprendiz de payaso. (En el buen sentido de la palabra)

»

  1. QUE GENIALIDAD DE ESCRITO!!!
    NO SABES CUANTO ME HACES REIR…
    NO TE AVERGUENZES DE TUS SEGURAMENTE LINDOS GATOS, DE NO POSEER UN(A) AMANTE…

    ME IMAGINE A SOCRATES HABLANDO DE ROLLING STONES Y NO PUDE EVITAR PENSAR EN MI 😀

    MI TIA DIJO QUE YO POR NO SER BAUTIZADA MAMBRÚ ME LLAMARÍA, MUCHOS SE BURLARON DE MI, PERO YO SE QUE DANTE TAMBIÉN ME QUERRÁ EN SU LIMBO.

    POR DESGRACIA LA IGLESIA QUIERE ACABAR CON EL LIMBO… JEJE

    Responder
  2. me asombra, como siempre esa creativadad para recrear las cosas y creerte superior..

    Responder
  3. Que facil se te da cojerlo todo, lo hecho, lo desecho, lo bello y lo feo del hombre y jugar con ello como nadie; particularísimo como siempre semi dios. mis respetos pocos para tí. Suerte con la obra esa, espero poder ir y reirme de nuevo un rato.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: