Canal RSS

El LUGAR MAS INTIMO

Publicado en

Quiero llevarte hermano

al lugar más íntimo.

Permitirte entrar en mí sin distracciones

para que puedas ver

a través de mis ojos

cuantas quimeras veo.

Para que puedas sentir

lo que es ser el clítoris del mundo.

Quiero llevarte mi hermano

al lugar más íntimo.

arrastrarte al interior de mi sexo

con mis dedos largos.

Y en medio de palabras vivas

tratar de mostrarte

un poco de los que soy.

Quiero mostraste hermano querido

ese secreto vibrante

que hay adentro de mi ser.

Esa cosa no dicha que

tiene corazón de pájaro

y vive en mi plexo solar

tras nacer de un huevo negro y frio.

Quiero arrojarte

a la aventura de conocerme,

y al tiempo tratar de descubrir

ese secreto tuyo.

Esa cosa no nombrada

que vive en tu ojo izquierdo

y que cada vez que miras colérico

reclama a gritos tener un nombre,

e irse a asolar el asia con la fuerza de la mar.

Quiero llevarte hermano

al lugar más íntimo.

Al seno de mi abrazo fuerte

y al torrente de mi aire.

CASTILLO DE PIEDRAS

Publicado en

Y cuando dejé de tirarme piedras

Vino la idea,

Con las piedras que recibí de mí

Y las que no alcancé a tirarme

Empecé a construir un castillo.

Lo comencé a edificar en menguante

Invocando el acompañamiento frío

De todas las diosas.

De Shekinah el amor de su fuerza,

De Astarté la pasión insaciable

Y el abdomen fuerte y amado

De un niño de asur,

De Ofelita la calma y el olor a lima,

de Nut el cobijo brillante

 de sus rutilantes poros.

Un castillo de piedras

Alineado con acuario

Con veinte y dos guardianes

Unos con mis ojos

Otros con mis manos.

Y algunos

–          Los más hermosos-

Sin nada mio.

Salvo la belleza –mía- con que les dotaron mis ojos.

La Arbol.

Publicado en

Tarde o temprano todo nos mata. el beso de hoy es el frio en el alma de mañana. Tarde o temprano todo se nos muere: las mascotas de la infacia, El amor por el cantante favorito de turno… Menos mal el alma es como un árbol (No entiendo cómo la palabra árbol puede ser masculina) que donde se muere una hoja hace una rama… y ahí quedan todos esos frios, todos esos fuegos, todo ese fluir, haciendo parte de una estructura que se multiplica al infinito.
Todo ese amor, no puede ir a ningun lado que no sea a nosotros mismos.  Hoy me siento árbol (en el sentido más fecundo y fémino de la palabra) sin miedo a que la ausencia o el desamor me corten unas cuantas hojas.

Milthon Haír Araque.

CONEXIONES

Publicado en

Hoy he visto agujeros en el universo.

He sentido cadenas inmensas de información

Pasando sobre mí

A través de mí

Y por debajo de mí.

Conexiones con migo y a través de mí

Que encuentran reciprocidades

en el tiempo y en el espacio.

Lo único que se da por azar

Es la conexión entre acontecimientos.

El devenir no es consecuencia del movimiento disociado

Tanto como de la conexión.

Yo soy un registro.

Una marca.

Conjunto de datos que discriminan

Y definen la materia que me forma.

Que se fuga.

Las conexiones se amalgaman

Entre, encima, debajo y en derredor de mí.

Y la canción que suena en el taxi

Se conecta con la tarde en el hotel,

Que se conecta con el niño ciego,

Que se conecta con el hermano inexistente

Que se conecta con el niño de la soga

Que se conecta con la piel morena

Que me atraviesa y se conecta

Con el número 16

que se conecta con una vieja canción

y de vuelta al niño de la soga

al niño ciego

a mí

y a la canción del taxi

que me lleva justo en este momento

por una calle conocida.

Pasar por lugares conocidos

Es abrirle agujeros a los agujeros.

Los caminos

Conexiones en sí mismos

Pertenecen a distintos nodos y sistemas

cada vez que los cruzamos.

O que nos cruzan ellos.

La información no transita por ningún camino.

Las cadenas de datos son caminos en si mismas

Por que definen su destino y su trayectoria.

Sobre los los caminos de piedras

Se ciernen intrincadas redes de palabras

-todas interconectadas en algún lugar del tiempo

Y del espacio.

El taxi, la canción, el camino, la piel,

El niño de la soga, el niño ciego,

Y el universo entero

Pueden ser al tiempo

Coexistir, en tanto

La conectividad entre ellos

Los limita a ser juntos

En una efímera aunque eterna

Fracción de presente.

¡Y qué se dirá de los que somos dentro!

Cada uno de los que soy adentro

Tiene innumerables conexiones

Con los que somos afuera

Con los que son afuera

Con lo que es afuera.

Porque el afuera solo es tal en relación con el adentro.

Infinita superposición de líneas

Que definen conexiones entre puntos distantes

Y yo

En el centro de todas.

Parte de todas. Atravesado por todas.

Se agitan.

Las relaciones entre datos

Cambian de sentido, de velocidad y de magnitud

A una velocidad constante de nula aceleración.

La constante de su velocidad es el infinito.

Mis conexiones pululan

Salen de mi cuerpo

Ansiosas de unirse

A cualquier cadena de información.

Nosotros lo llamamos causalidad

Pero no existe tal.

Hoy he visto agujeros en el universo

En su entramado de datos

Uno de ellos estaba en mi pecho

Y mi cuerpo entero se caía hacia su centro

Conectado con el flujo de unas palabras distantes.

Sombras Verticales.

Publicado en

Sobre la mesa tres velas encendidas,

un hombre calvo.

Fundidos en pesada oscuridad,

tres cuerpos se ocultan entre las piedras.

Un ruido.

El hombre calvo se levanta,

y los hombres de entre las piedras se besan.

Tres velas sobre la mesa

erguidas

hiriendo la horizontalidad

de los cuerpos,

de la mesa,

y del horizonte azul y lejano,

que se ve por la ventana.

El hombre calvo desaparece

tras una capa de niebla,

vuelan tres cuervos

que se pierden en la boca negra

que era el cielo razo.

Alguien pide silencio;

los hombres entre las piedras se agazapan

el hombre calvo apaga una vela

un ruido

la oscuridad hace mas pesado el aire

sobre las cabezas

el hombre calvo dobla el cuello

pero ahí están las velas

cual tres atlas

sosteniendo bóveda de pesadez

Un ruido

el hombre calvo tose

una vela cae hacia arriba

y se pierde en la noche.

Los hombres entre las rocas

se pierden entre las rocas.

El hombre calvo cae de rodillas

la última vela se quiebra

y la oscuridad cae

seca y pesada

esparciéndose horizontalmente

como Yahveh sobre egipto

en la noche de los primogénitos.

20 DE AGOSTO

Publicado en

 

Las paredes de éste sótano

convergen sobre mi cuerpo

como una armadura

Arriba estás tú

-siempre sobre mí-

con ella

Cuando la besas

las paredes del sótano

se vienen sobre mi cuerpo

Yo lucho

trato de alejarlas

y tu ni te das cuenta

Las altas montañas convergen sobre mí

Cuando ella

Se

Te

sienta en las piernas

y te besa

me hago infinitamente denso

infinitamente pequeño

y las montañas

Se vienen sobre mí

atraídas por la gravedad

Tu no te das cuenta

Ella sí

ella se da cuenta

ella sabe que me está matando

pero no le importa

El mundo es mi armadura

pero tú estás dentro de ella

y ni te puedo sacar

ni me puedo salir

¡Qué hacer con esta densa oscuridad

gravitando fría

en mi plexo solar!

Qué hacer

eres un hijo de Adán

ella una hija de Eva

Natural

es lo natural

Por mis venas en cambio

corre la sangre corrupta de Lilith

que se amontona

negruzca en mi pecho

Con una sentencia de muerte

Con el dolor estallando en los labios

en la mañana

¡De cuantas maneras

tendré que verte morir!

Te veo

difuso en la oscuridad

de mi sótano

Ella está ahí

Y yo no puedo ofrecerte nada

Biológicamente incapacitado

para ofrecerte nada

Las paredes de piedra

son una débil armadura

contra el dolor

que se cierne sobre mi cuerpo

aun teniendo las montañas de por medio

Ahí estás

sobre mí

siempre sobre mí pero también adentro

Me escondo dentro de mí

y ahí estás

Voy fuera

y estás con ella

Su sangre puede hacer en un mes

lo que la mía no ha hecho en el transcurso

de los años

Ella sabe

ella sabe que me está matando

pero no le importa

Muriendo atrapado en mi armadura

muriendo por dentro y por fuera

Te miro

y ni te das cuenta

¿O sí te das cuenta?

¿O si te das cuenta y no te importa?

Ahí estás

Sobre mí

pero siempre adentro

Ella es como un virus en mi sótano

colapsando todas mis defensas

Mis puños

Mi cabeza

mis puños golpean mi cabeza

pero es un mero reflejo

de las uñas de ella

escarbando en la densidad de mi pecho

Cada vez que mueres

El luto es más  lento

más doloroso

cada vez debilitando más mis paredes

mi piel de piedra

Yo soy mi sótano

cayendo precipitadamente sobre

y dentro de mí

y en el fondo

tu

Afuera

tu con ella

Quiero ser espacio vacío

quiero ser una cabaña

quiero ser una cabaña junto a un lago

como las de los afiches de paisajes

con un cielo azul

y un caminito de piedra

pero ahí estás tu

en el camino de piedra

Ahí estás tú como una piedra en el camino

Ahí estás tú

Junto a mi cabaña

Junto a mí

Sobre mí

Sentado a un lado del camino

Con ella sobre tus piernas.

 

 

 

EL VISITANTE

Publicado en

Aquí están

aquí las tengo.

las llaves del 303.

 

Me dejé ir hacia atrás

para ver si detenías mi caída.

 

¿Vas?

¿Vienes?

¿Te vienes?

Te vienes y te vas.

 

Estaba frío el piso

yo quebrado en el suelo

y tu

armándote un porro en la ventana.

 

Y

pienso que he deseado tanto este momento

que vivirlo me da miedo.

 

finalmente

recoges mis pedazos

vienes y te vienes

duermes

y otra vez te vienes

y te vas.

y yo me voy contigo

pero me quedo.

 

cumplidos mis deseos más profundos

ya no sé quien soy.

 

Ya te tuve. ¿Y ahora qué?

 

vuelves

te vas de nuevo

pero me dejas tu olor

azar

en una camisa que olvidas en el suelo

y me quedo solo.

 

me dejo ir hacia atrás

para ver si alguien detiene mi caída

 

Nadie

 

sale el sol

yo en el suelo

 

vuelves

en otro cuerpo

mas joven

y te amo

y vienes y te vienes y te vienes

y me vengo

y te vas

 

¿qué me queda?

esto me queda

aquí están

aquí las tengo

las llaves del 303